Seguidores

Cada hombre tiene dos posibilidades para resolver en una sociedad enferma. La primera es la más fácil. Y ahí actuaban los grupos armados. Matar, destruir, o sea, romper todo para hacer todo de nuevo. Exterminar. Esa es la posibilidad más fácil. La segunda posibilidad es la más difícil y es la de descubrir lo que somos en nuestro interior. Averiguar sobre nuestras miserias morales, sobre nuestras limitaciones, saber que somos nada más que seres llenos de miedos y fantasías. La verdadera valentía es la segunda. Primero, ejecutar la revolución interior y luego la exterior. Pero el fenómeno es invariable. Cuando la revolución interior es profunda y verdadera no hay tiempo para nada más.

sábado, 30 de mayo de 2009

PERVERSIONES EN EL BAÑO DE LA ESCUELA

Locador de mi incordura

que no se cansa ni fisura
aunque a veces se suele escapar.
Si bien a veces se regala
otras tantas es muy cara
o se embarra con alquitrán.

Perversiones en el baño de la escuela
fantasías hechas realidad
en el piso se pelean las tuqueras
siempre fue así, y dudo que vaya a cambiar.

Detestando la soledad
pero aburriendose de la gente
el esfuerzo de siempre estar
en escena disidente.

Como un viejo sátiro
que canta al son que tocarán
amigo, dormí cuanto quieras
a mi me toca bailar.

Todavía son duras mis tardes
desde que la dejé
un sentimiento lacerante
me tortura por ser como es.

Maldigo el estupor
que me congeló
que me impidió reaccionar.
Maldido el Rockandroll
que lo anticipó
y hoy se niega a dejar de sonar.

1 comentario:

  1. "Detestando la soledad
    pero aburriendose de la gente
    el esfuerzo de siempre estar
    en escena disidente."

    La historia de mi vida...

    ResponderEliminar