Seguidores

Cada hombre tiene dos posibilidades para resolver en una sociedad enferma. La primera es la más fácil. Y ahí actuaban los grupos armados. Matar, destruir, o sea, romper todo para hacer todo de nuevo. Exterminar. Esa es la posibilidad más fácil. La segunda posibilidad es la más difícil y es la de descubrir lo que somos en nuestro interior. Averiguar sobre nuestras miserias morales, sobre nuestras limitaciones, saber que somos nada más que seres llenos de miedos y fantasías. La verdadera valentía es la segunda. Primero, ejecutar la revolución interior y luego la exterior. Pero el fenómeno es invariable. Cuando la revolución interior es profunda y verdadera no hay tiempo para nada más.

lunes, 13 de julio de 2009


AMIGO

Hace tiempo que su amigo no está.
El está solo, parado frente a la ventana humedecida, con su taza de café y un cigarro en la derecha, y sosteniendo la cortina entreabierta con la izquierda. Mira desde arriba, desde un 5º piso, las sombras apresuradas, chocándose, pisándose, como si estuvieran escapando de alguien, como si estuviesen siendo perseguidos por una fuerza mayor, y él comprende, desde hace tiempo que es así, que no se "sienten" perseguidos, sino que lo están, por esa fuerza mayor que determina la impuntualidad.

Piensa, de repente, en su amigo, de seguro estará en alguna selva, creciendo y aflorando en todo su esplendor, o quizá siendo desarraigado por federales que después sacarán provecho de su mágica compañía, quemarán partes de su cuerpo saliendo en televisión, y el resto será abusado por los peces gordos que esperan sentados en la oficina su plato principal.
Desde que su amigo no está el no sabe bien a donde ir, fueron muchos años de compañía adolescente, fiel. Hoy busca en putitas blancas de un bar de mala muerte su bienestar nochero que tanto le brindó aquel amigo.
Los pibes, quizás lo ayuden, esos pibes alucinógenos que te llevan por las mas extravagantes rutas recorriendo zoológicos donde habitan animales que la humanidad no conoce, de esos que es mejor no hablar por temor a quedar como un psicópat
a.
Pero los pibes son demasiado, el busca su compañía rutinaria, esa que hacía mas blanda la cotidianeidad, no busca grandes cosas, no quiere ser astronauta, quiere volar bajito para no meterse entre los escombros del pueblo gris, simplemente quiere dejar de ser perseguido, no quiere parlar con un dragón mitológico, quiere escribir canciones caminando la sensación de bienestar.
Sentirse entero, dejar que fluya su mas secreto entusiasmo.





4 comentarios:

  1. "...no busca grandes cosas, no quiere ser astronauta, quiere volar bajito para no meterse entre los escombros del pueblo gris..."
    Me encantó esa parte.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. y por supuesto qe no es facil, sino qe tiene de interesante la vida, yo busco a esa persona,
    muchas gracias por leerme ♥

    ResponderEliminar
  3. Me encanta encontrar camaradas con Enrique Symns como estandarte !!!!
    besos

    ResponderEliminar
  4. Hermoso texto. "La soledad es un amigo que no está" dice Spinetta en un tema de Almendra, una de sus primeras canciones y cuánta razón tiene. Me quedo con la última frase: "dejar que fluya su mas secreto entusiasmo", si fluye hay esperanza...

    ResponderEliminar