Seguidores

Cada hombre tiene dos posibilidades para resolver en una sociedad enferma. La primera es la más fácil. Y ahí actuaban los grupos armados. Matar, destruir, o sea, romper todo para hacer todo de nuevo. Exterminar. Esa es la posibilidad más fácil. La segunda posibilidad es la más difícil y es la de descubrir lo que somos en nuestro interior. Averiguar sobre nuestras miserias morales, sobre nuestras limitaciones, saber que somos nada más que seres llenos de miedos y fantasías. La verdadera valentía es la segunda. Primero, ejecutar la revolución interior y luego la exterior. Pero el fenómeno es invariable. Cuando la revolución interior es profunda y verdadera no hay tiempo para nada más.

jueves, 2 de junio de 2011



Encandeciendo

Anoche te vi en otro barrio, brillabas como la última vez
Acometías mediante un juego sanguinario
Con el talabarte sujetando el sable
Y el sable sujetándote.

Con ímpetu y frivolidad hacia el horizonte
(Veleidosa la inquietud de tu parálisis)
Con acento argentino fuiste poniendo tope
Y te fue agotando tanta relatividad.

Anoche te crucé en las vías de lo onírico
Caminando bajo las mismas lunas suburbanas
Fue cuando empezaste al trotecito
Para que no te estamparan las ganas.




Con acrobacias en tu vida que suben y bajan
Con el fueye subterráneo que imaginé
De a poco se notó tu extraviada calma
Y fue cuando empezaste a correr.

Se había descarriado el nexo por escasez de cordura
Pero diste una vuelta, con sensatez, tomaste aire
Volviste siguiendo el carril pero el andén me había absorvido
“¡Acá me muero!” grité y acá permanezco.

La francmasonería que se llevó tu pureza
Cuando una noche probaste el placer
No me resulta una rareza
Más bien un parentezco que intento esconder.

Pues a mi también me chorearon la inocencia
He perdido todo recato posible por simple arriendo
Aunque me atracaron en otra esquina, más oscura y tenebrosa
Sólo en ese “otro barrio” seguimos encandeciendo.

2 comentarios:

  1. Graias por pasarte!


    que lindo tu texto, me gusto tu blog.


    un beso grande, nos hablamos.

    ResponderEliminar
  2. dos cosas me gustaron mucho: a) tuve que buscar una palabrita en el diccionario, y eso siempre es divertido
    b) me adentro en tu manera de sentirte a la hora de escribir, o lo que yo interpreto de eso. Porque ese adentrarse es el arte, o no? aunque esté interpretandote bien o no.

    ResponderEliminar